Enseña a tu cachorro: 7+1 básicos para darle lo mejor

Posted on

¿Ha llegado tu cachorro a casa y te gustaría enseñarle de la mejor forma posible?

La mayoría queremos hacer lo mejor con nuestro perro para que que sea lo más feliz posible. Para ello lo ideal es aprender y contar con un profesional que te guie por el mejor camino.

Soy Mónica de AFRI Comportamiento Animal y voy a guiarte por este camino de baldosas amarillas. ¡Sígueme!

1. Comienza por la base: el bienestar canino

Actualmente, el bienestar animal se valora por un balance entre emociones positivas y negativas que procede de áreas como la alimentación, el confort, la salud física y el comportamiento según el Modelo de los Cinco Dominios de Mellor (2017). Si quieres saber más no te pierdas mi curso gratuito aquí.

2. Aprende comunicación canina

Los perros nos están comunicando diferentes cosas constantemente pero si no lo sabemos no los entendemos. Hay una gran parte de comunicación no verbal, al igual que los humanos. También hay comunicación verbal (ladridos, lloros, aullidos…) y olfativa como, por ejemplo, la orina y las heces.

La comunicación no verbal o visual es apasionante. Las más conocidas señales de calma, como bautizó Turid Rugas, indican que el perro no quiere conflictos contigo por eso puede desviar la mirada, lamerse el hocico, girar la cabeza, darte la espalda o incluso alejarse.

3. Conoce las etapas del perro

De 0 a 15 días el perro se encuentra en el período neonatal. De 15 a 21 días es el período de transición. De 3 a 12 semanas es el llamado período de socialización. Y de las 12 semanas a los 6 meses es el período juvenil. De la pubertad a la vejez es el período de madurez. Y la vejez comienza a partir de los 7 años aproximadamente. 

4. Enseña a tu cachorro que haga sus necesidades en lugares deseados

El perro aprende mejor cuando demuestras que te gusta cuando realiza una conducta deseada. Por eso el dicho de se aprende más por las buenas que por las malas. Por lo que no es necesario regañar, hocicar ni pegar cuando el cachorro ha hecho pis o caca en un lugar que no quieres. Además, la media de edad para controlar esfínteres es alrededor de los 6 meses así que paciencia. Si quieres conocer más pautas cuenta conmigo.

5. Ofrece una alternativa para que tu cachorro no te muerda y así aprenderá qué tiene que morder y con qué jugar

La mayoría de las personas que asisten a los cursos para cachorros están agobiados por las mordeduras del perro. No son muy fuertes pero esos dientes como agujitas del pequeño resultan molestas. Es muy habitual caminar por la casa y que el cachorro muerda pantalones, zapatillas, piernas, etc. jugando. Así como las mordeduras en las manos. Así que quédate quiet@ y ofrece lo que sí puede morder como un juguete. 

6. Muestra a tu perro los juguetes que puede morder en lugar de los muebles

Con los muebles u otros objetos de la casa es muy parecido porque hay que enseñarle que esa necesidad de morder tiene que ser dirigida a juguetes o mordedores. Al igual que con los bebés, hay mordedores para cachorros que incluso puedes congelar para aliviar el dolor cuando están cambiando los dientes.

7. Potencia su autonomía para que se pueda quedar solo de forma tranquila

Es muy importante darle a entender lo bueno que es que pueda estar solo de forma tranquila. Los perros que están en una habitación de la casa diferente al resto de la familia es un buen indicador en este tema. Aquí también influye un buen vínculo entre tutor-perro y para ello hay elementos fundamentales como el apoyo y acompañamiento agradable.

BONUS: Lleva a cabo la gran prevención: la socialización

De las 3 a las 12 semanas las estructuras nerviosas que regulan la respuesta de miedo están madurando. De manera que a partir de las 12 semanas el cachorro puede empezar a sentir miedo frente a estímulos desconocidos. Por esto se recomienda mostrar poco a poco y de forma agradable estímulos con los que va a convivir (personas, perros, tráfico, aspiradora…) con la ayuda de un profesional experto para realizarlo correctamente.

Por eso es tan importante la socialización. Es una pequeña ventana que brinda la oportunidad de prevenir miedos en nuestro perro y consecuentes problemas de comportamiento en su vida adulta. 

Esto es solo una parte de lo que enseño en los cursos para cachorros porque además os explico qué hacer para que el cachorro no coma cosas de la calle, utilizar bien la correa, qué hacer para que le guste el arnés, que acuda a la llamada, los juegos más recomendados para jugar juntos, etc. A diferencia de adiestrar a un cachorro, esto se trata de una escuela para padres/tutores que te servirá toda la vida. Una guía para hacer de la mejor forma posible con tu perro, sin dudas porque respondo a todas de forma individualizada. 

Así que si quieres aprender más y darle lo mejor a tu cachorro escríbeme para caminar juntos este maravilloso sendero. 

  • Share
A %d blogueros les gusta esto: